15 de enero de 2014

El primer viaje de Sócrates

Titulo: El primer viaje de Sócrates
Autor: Emil Ostrovski
Año: 2013 (2013)
Traducido por: Noemí Sobregués Arias

Editorial: Nube de Tinta
Temática: Ficción Moderna y Contemporánea
Páginas: 224
ISBN: 978-84-15594-22-2

Sinopsis: Me llamo Sócrates y siempre he sabido que soy adoptado. Pero hasta hoy, ignoraba cómo fue todo. El día de su cumpleaños, mi padre biológico recibió la llamada de su ex: acababa de tener un hijo. Con una resaca de campeonato y en plena crisis existencial adolescente, fue corriendo al hospital. Su misión era, en teoría, entregarme a mis padres adoptivos, una familia de las de verdad, donde no me faltaría de nada. Pero cuando me vio, lo tuvo claro: antes, me llevaría a conocer a mi bisabuela Bob. La viejecita, por cierto, vivía en la otra punta del país...

  • Suena el móvil, pero no me levanto.
  • luego llegaron dos semanas de absoluto silencio, con imaginarios cardos rodando por el metafórico desierto de nuestra relación.
  • no quería perderlo —a ella, ese sentimiento, el amor, el deseo, la química dando brincos en mi cerebro, lo que fuera—,
  • los ojos siguen siendo los mismos por mucho que se te ensanche la cintura
  • Los ancianos se apoyan en los carros, empujan centímetro a centímetro y contemplan con los ojos como platos y boquiabiertos la mera velocidad de la vida.
  • ¿Reconoceré el mundo cuando me llegue el turno de molestar a las cajeras con preguntas sobre las galletas de avena?
  • Lo más jodido es que nadie sabrá nada. Nadie sabrá siquiera que estuvimos aquí.
  • El primer paso para admitir que tienes un problema es negarlo.
  • —Las personas sufren. Las personas a las que les importan las cosas y tienen sentimientos.
  • —El destino de nuestro universo, que no deja de expandirse, es seguir expandiéndose.
  • Pero la verdad es que hay diferentes tipos de amor y diferentes maneras de amar, y en realidad nadie entiende lo suficiente ninguno de esos tipos y maneras para decir algo que no sean más que tonterías con cierta tendencia al sentimentalismo.
  • La pregunta no es si tomamos decisiones, sino si tenemos control sobre quiénes somos cuando tomamos esas decisiones.
  • Hagas lo que hagas, la historia avanzará como si estuviera escrita de antemano, porque está escrita. Lo único que pasa es que no has leído el guión.
  • La clave para recordar las cosas es escribirlas.
  • Antes no me gustaba el verano, pero ahora es mi estación preferida. Me recuerda a ti.
  • Por las palabras «por favor» hago cualquier cosa.
  • Hablar con Jess o no hablar con Jess. Ojalá tuviera una flor para deshojar los pétalos.
  • —¿Qué podemos saber con seguridad si en realidad ni siquiera entendemos el tiempo?
  • Si el tiempo es infinito y la materia solo puede organizarse de una cantidad finita de maneras, entonces todo lo que ha sucedido debe volver a suceder una y otra vez hasta el infinito, ¿de acuerdo? Por pura cuestión de estadística, vaya.
  • No puedes llegar al mundo más allá de la cueva, pero tienes que creer en él, creer que está ahí fuera.
  • Del mismo modo que tenemos que creer que el sol saldrá mañana, aunque no sabemos si lo hará, también tenemos que encontrar la manera de dar sentido al universo.
  • Es como lanzar una piedra a un estanque. El agua que forma ondas en el estanque se evaporará y caerá en forma de lluvia en mil lugares de todo el mundo. Caerá en la boca de niños. Caerá en charcos, lagos, ríos y mares. Se esparcirá por todo el mundo. Quizá es de lo que hablaba Sócrates, de limitar el universo cambiándolo.
  • ¿No es eso con lo que sueñan todos los niños? ¿Con crecer?
    —Y luego creces y solo sueñas con cuando eras joven —dice Herbert.
  • ¡Puedo darle Troya! ¡Puedo darle historias! Puedo ayudarle a cumplir sus deseos. No es poco, ¿verdad?
  • ¿Cuándo dejas de pensar que tu mejor amigo es un niño? ¿Que tú mismo ya no eres un niño?
  • La amistad verdadera, la que los caprichos de la vida no puede romper, ni detener, ni limitar, esa amistad verdadera seguramente la encuentras una sola vez, y solo si tienes suerte.
  • el amor es un estado de vulnerabilidad voluntaria. Al amar, te abres a la posibilidad de que te hagan daño, al dolor y a la pérdida. Quizá el mero acto de vivir (cada paso que damos, que nos aleja de unos y nos acerca a otros) es un acto de amor...
  • —Es duro, ya sabes —le digo, y de verdad lo pienso—. Pensar en cosas para las que seguramente nunca tendrás respuestas.
  • Preguntarse es humano, porque todos los seres humanos son filósofos.
  • ¿Para qué sirve si no tu voz interior? Y prueba otra formulación. La filosofía es el acto de preguntarse por el mundo.
  • Creo que necesitas creer en algo que esté por encima y más allá de todo lo demás. Podría ser Jesús, Zeus u Odín, o quizá no un dios, sino el amor, la humanidad o lo que sea, pero tienes que encontrar algo. Si no, ¿qué sentido tiene?
  • —Dime que no estás pensando lo que creo que estás pensando.
  • —Todo lo que sale de la boca es falso, y todo lo que ves con tus propios ojos es verdadero
  • Hace quince mil millones de años, bum-requetebum, el universo, las galaxias y las estrellas, y de las estrellas, los planetas, y de los planetas, las rocas, las piedras y nosotros. Todos somos nebulosas, chispas que han salido volando del fuego. Somos lo mismo, vosotros, mi piedra y yo, materia que se junta y que vuelve a juntarse, y ninguna ciudad, ¡ninguna ciudad! va a cambiarlo.
  • ¿qué es más poético que un pequeño ocho de lado?
  • Es como cuando Bob me explicó que quería que la incineraran, que esparcieran sus cenizas desde un avión para que pudiera estar conmigo en todas partes, en el suelo que piso, en el cielo que observo asombrado, en el agua que bebo y en el viento que me sopla en la cara.
  • La miro, ella me mira, la miro mirándome y sencillamente no lo sé.
    —¿Cómo saber si estás enamorado?
  • Sí, el mundo es un desastre. Pero un mundo en el que siempre supiéramos lo que es correcto y no tuviéramos más elección que hacerlo sería un mundo de marionetas. Un mundo sin la posibilidad del mal, pero también sin la posibilidad del bien, porque el bien no puede ser automático. Hay que elegirlo. Te digo más: un mundo sin la posibilidad del bien es un mundo sin la posibilidad de que existamos nosotros.
  • No estás discutiendo conmigo. Estás discutiendo contigo mismo sobre las cosas en las que en realidad crees.
  • —No puedes tener fe sin tener dudas.
  • Fuera, el mundo es uno de esos cuadros impresionistas en los que solo distingues las cosas si te colocas a la suficiente distancia.
  • Cuando el mal es derrotado y vuelven la paz, el amor y las hadas. ¿Qué hacen los héroes si se han quedado sin misiones?
    —Supongo que sientan la cabeza —le digo.
  • ¿Qué haces cuando ya has conseguido tu vellocino de oro?
  • Tanto los viajes como las misiones acaban y no acaban, tienen que acabar y no pueden acabar.
  • Y así consecutivamente hasta el infinito, porque no existe el número «más pequeño», y como no existe el número más pequeño, cualquier número puede dividirse un infinito número de veces... lo que significa... lo que significa que en toda distancia determinada está el infinito, en todo número, y sí... en todo período de tiempo.
  • Vivimos nuestra vida como si fuera normal y corriente, pero no lo es. Ninguna vida es normal y corriente. La vida es tan extraordinaria que ni siquiera podemos empezar a entenderla.
  • Un padre que rapta a su hijo por amor, y un hijo que le roba el yate a su padre porque quiere que lo acepte. Creo que se me van a saltar las lágrimas.
  • Demonio: Tendrás que entregar a tu hijo y no volverás a verlo.
    Ángel: Aguanta...
  • Si necesitas un manual para leer un manual, quizá necesites un manual para leer el manual que te dice cómo leer el manual que realmente quieres leer. ¿Y dónde acaba la cosa? ¿Dónde acaban los manuales? Siempre hay otro, colega. Siempre hay otro. Es una regresión al infinito. Como dios, el universo, los balones de fútbol, los vientos huracanados y los techos.
  • Quiero quedarme ahí, a su lado, y escuchar su risa, aunque eso implique que me coma un oso.
  • —La teoría de conjuntos nos enseña que algunos infinitos son mayores que otros.
  • Cruzamos el infinito, limitamos el infinito... eso es lo que hacemos. Piensa en el tiempo. El tiempo tiene que ser infinito, porque dado que el tiempo contiene todos los cambios, si el tiempo tuviera inicio, no podría explicarse el paso del no tiempo al tiempo. Pero si el tiempo es infinito, implica que tuvo que pasar una infinita cantidad de tiempo para llegar al momento presente. Para que estemos aquí. Aquí.
  • Aquí estamos, juntos, al final del tiempo. Al final del infinito.
    Estoy planeando. Volando. Hacia las estrellas.
  • no puede haber mundo, ni universo, si no hay alguien que pregunta por todo eso,
  • los amigos de la infancia son para siempre, no importa lo mayor que te hagas ni dónde vayas. Forman parte de ti.
  • Vuelvo a intentarlo. Y vuelvo a caer.
    —Pero, al caer, volamos, ¿verdad? Volamos en vertical. Es la paradoja del vuelo vertical. Caer es nuestra única manera de volar.
    Tengo un nudo en el estómago y otro en el pecho.
    —Y si nos deshiciéramos de las cadenas, nos acercaríamos demasiado al sol. Se nos quemarían las alas y caeríamos igualmente.
    Lo último que le digo a Sócrates antes de que me lo quiten es: Da svidaniya. «Adiós» en ruso. O literalmente: «Hasta la vista».

5 comentarios:

  1. La verdad es que no me llama.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Parece entretenido. Gracias por tu reseña.
    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  3. No me llama xD

    Besos =)

    ResponderEliminar
  4. Me gustan las frases que has extraído del libro. A mi me gustó bastante!
    Gracias por pasarte por i blog :)

    ResponderEliminar
  5. gracias por sacar las mejores frases! Yo me lo he terminado hoy y solo había sacado la de "Muy poca gente encuentra a un amigo para toda la vida. La amistad verdadera, la que los caprichos de la vida no puede romper, ni detener, ni limitar, esa amistad verdadera seguramente la encuentras una sola vez, y solo si tienes suerte.", pero creo que las tuyas lo resumen muy bien y me han hecho recordar todo el libro, que es estupendo ^^

    ResponderEliminar