4 de abril de 2014

La firma de todas las cosas

Titulo: La firma de todas las cosas
Autor: Elizabeth Gilbert
Año: 2013 (2013)
Traducido por: Máximo Sáez

Editorial: Suma de Letras
Temática: Ficción Histórica
Páginas: 648
ISBN: 978-84-8365-561-0

Sinopsis: Niña independiente, con una sed de conocimientos insaciable, Alma no tarda en adentrarse en el mundo de las plantas y de la ciencia. Sin embargo, a medida que el minucioso estudio de los musgos la acerca más y más a los misterios de la evolución, el hombre al que ama la arrastra en la dirección opuesta: al mundo de lo espiritual, lo divino y lo mágico. Ella es una científica de mente despejada; él es un artista utópico. Pero lo que une a esta pareja es la pasión compartida por el saber: el desesperado deseo de comprender cómo funciona el mundo, de qué están hechos los mecanismos de la vida. La firma de todas las cosas es una novela grandiosa que narra la historia de un siglo grandioso. Recorre todo el mundo, desde Londres hasta Perú, Filadelfia, Tahití o Ámsterdam. Habitada por personajes extraordinarios (misioneros, abolicionistas, aventureros, astrónomos, capitanes de mar, genios y locos), cuenta, por encima de todo, con una heroína inolvidable: Alma Whittaker, una mujer de la Ilustración que se yergue desafiante en la cúspide de la era moderna.

  • Durante sus primeros cinco años de vida, Alma Whittaker fue sin duda una mera pasajera en el mundo
  • «Compensan a la tierra por las molestias —solía decir—, no como los otros»
  • los jardines Kew se habían convertido en un arca de Noé botánica,
  • Hazte invisible para él, y así serás más feliz.
  • «Prosperar y ser feliz, Henry, es sencillo. Escoge una mujer, escoge bien, y ríndete».
  • «Las piedras crecen. Las plantas crecen y viven. Los animales crecen, viven y sienten»
  • «El mundo es un necio que desea ser engañado»
  • los tulipanes («¡cebollas con aires de grandeza!»);
  • esas botellas a veces contenían peligros (voces que se alzaban, castigos), pero también podían contener milagros,
  • «La belleza no es necesaria. La belleza es la distracción de la exactitud».
  • En 1804, la morfina fue sintetizada por primera vez a partir de amapolas
  • «¡Eres un cometa!», dijo a Alma, sin dejar de fingir que dirigía el universo con el movimiento de un brazo.
  • los libros eran como una losa de granito que debía arrastrar cuesta arriba bajo un sol de justicia entre jadeos de cansancio.
  • también habrá alguien para ti, Ciruela, y yo creo que será un hombre afortunado por haberte encontrado.
  • nunca tendrás más tiempo mañana del que has tenido hoy
  • Por desgracia, a veces es imposible no mirar atrás.
  • Es una pena que no podamos poner una cabeza vieja sobre unos hombros jóvenes,
  • puedes hacer lo que quieras con tu sufrimiento —dijo Hanneke con suavidad—. Te pertenece. Pero te voy a decir lo que hago yo con el mío. Lo agarro del pelo, lo tiro al suelo y lo aplasto con las suelas de mis botas. Te sugiero que aprendas a hacer lo mismo.
  • Cualquier lugar del que no se puede salir es pequeño...
  • las especies eran capaces de progresar, de cambiar.
  • El retrato de esta orquídea era tan magnífico que daba la impresión de crecer en la página.
  • Sus pequeños lóbulos rosas parecían lo que un hada vestiría en un baile de disfraces.
  • —Trabé amistad con una vista apacible del camino.
  • si tan solo se posee un bien en esta vida, como es mi caso, es un poco preocupante ver que un desconocido se lo lleva.
  • Hay mucho más poder en los detalles que en las generalidades, pero casi nadie sabe sentarse en silencio para apreciarlos.
  • ¿Por qué debo hurgar entre sus secretos y rogarles respuestas acerca de la naturaleza de la vida misma?
  • Me gustaría pasar el resto de mis días en un lugar silencioso, donde trabajaría con tal lentitud que sería capaz de oírme a mí mismo vivir.
  • recorría el universo entero con una antorcha en la mano.
  • A veces la belleza necesita ser un poco olvidada para alcanzar su plenitud.
  • El viejo zapatero creía en algo que llamaba «la firma de todas las cosas»; es decir, que Dios había dejado pistas ocultas, como método para mejorar a la humanidad, dentro del diseño de todas las flores, hojas, frutas y árboles del planeta.
  • Creía que las rosas no simbolizaban el amor, sino que eran el amor: el amor vuelto literal.
  • Deseo hablar contigo sin palabras.
  • No hay nada que perder, y tal vez mucho que descubrir.
  • Te pido que no lo abras nunca.
    —¿Qué contiene?
    —¡Un mensaje de amor!
  • El sol se puso despacio esa noche, como un anciano al que le cuesta bajar las escaleras.
  • —Si amas algo lo suficiente, a la postre te revelará sus secretos
  • Siempre es mejor cortar que rasgar.
  • Si estás bastante sana para llorar, estás bastante sana para trabajar.
  • Querías a un hombre que pensaba que el mundo estaba hecho de mantequilla. Querías a un hombre que deseaba ver estrellas de día.
  • No tienes los huesos rotos, así que levántate.
  • Su tristeza era incesante, pero la mantuvo en cuarentena, en un rincón pequeño y gobernable del corazón.
  • lloró como si vaciara todas las nubes de las bóvedas del cielo.
  • Los secretos son una moneda que quema en los bolsillos y a la postre siempre se gasta.
  • Era tan hermoso que Alma se preguntó cómo los hombres no se arrojaban al agua, no se dejaban ahogar hasta morir en esa magia embriagadora.
  • Vio sobre el agua en calma los largos reflejos de las estrellas, que brillaban como antorchas.
  • los tahitianos dicen que todas las plantas útiles de esta isla recuerdan a ciertas partes del cuerpo humano, como mensaje de los dioses. Por eso el aceite de coco, que ayuda con las jaquecas,
  • Toda la bóveda celeste se veía reflejada en el agua, como si hubiera dos cielos: uno arriba, otro abajo.
  • La playa estaba cargada de presencias.
  • creía ver las huellas dactilares de Dios en el mundo de la botánica.
  • Algunas muchachas tenían marcas de la varicela, pero, a la luz de la lumbre, todas eran igual de hermosas.
  • su sonrisa era una luna que salía despacio por el horizonte.
  • Si la persona más importante en el mundo nos prefiere a todos los demás, entonces nos acostumbramos a lograr lo que deseamos.
  • —Me dijo que una noche oyó la luz de las estrellas..., pero fue solo esa noche.
  • el mundo se dividía entre aquellos que luchan una batalla incesante para vivir y aquellos que se rinden y mueren.
  • La lucha lo explicaba todo.
  • «La belleza y la variedad del mundo natural no son más que el legado visible de una guerra interminable».
  • el largo camino del tiempo está cubierto con los restos fosilizados de incalculables experimentos fallidos.
  • la vida es muy breve, en todos los casos, y debemos tener coraje y curiosidad para seguir en la lucha hasta la derrota final e inevitable.
  • «Hay grandeza en esta concepción de la vida».
  • Todo era un milagro hasta que se encontraba la solución.
  • Aun así, está respondiendo a un misterio con otro misterio, y no sé si llamar a eso ciencia..., mas bien lo llamaría poesía.
  • La vida es un misterio, sí, y es a menudo un padecimiento, pero, si se pueden descubrir algunos hechos, hay que hacerlo...
  • —Como ve, nunca he sentido la necesidad de inventar un mundo más allá de este mundo, pues este mundo siempre me ha parecido suficientemente enorme y bello.
  • —Estamos muy lejos de casa tú y yo, ¿verdad?
    En esos jardines a oscuras, en medio de la silenciosa noche de la ciudad, el árbol no respondió.
    Pero la sostuvo contra sí un poco más de tiempo.


Una novela que va en busca de las huellas de la vida misma.
  • Lo mejor: Las plantas; los lugares.
  • Lo peor: Extensa.
  • ¿Os han gustado las frases?

    4 comentarios:

    1. No conocía este libro, pero las frases son muy buenas ^^
      Un beso.

      ResponderEliminar
    2. Yo tampoco lo conocía. Es bastante extenso, pero parece interesante.
      Besos:)

      ResponderEliminar
    3. La verdad es que no me llama.
      Un beso.

      ResponderEliminar
    4. No lo conocía, pero no tengo del todo claroq ue sea mi estilo de libro
      Besos

      ResponderEliminar