9 de junio de 2014

Orgullo y prejuicio

Titulo: Orgullo y prejuicio
Autor: Jane Austen
Año: 1813 (2011)
Traducido por: Marta Salís

Editorial: Alba
Temática: Ficción Clásica
Páginas: 424
ISBN: 978-84-8428-660-8

Sinopsis: El señor y la señora Bennet tienen cinco hijas, y el único objetivo de la madre es conseguir una buena boda para todas. Dos jóvenes ricos, el señor Bingley y el señor Darcy, aparecen en ese ambiente e inmediatamente se ven señalados como posibles maridos. La heroína de la novela es Elizabeth, la segunda hermana, inteligente, perspicaz, consciente de su valor, y algo rebelde. El opresivo ambiente de la familia, la presión del matrimonio, la diferencia de clases, el fantasma de la pobreza y la delicada sensibilidad de una heroína decidida, pero no libre de errores de juicio y dudas de comportamiento, se conjugan para crear una obra maestra leída a lo largo de más de dos siglos.

  • Es una verdad universalmente aceptada que todo soltero en posesión de una gran fortuna necesita una esposa.
  • —¡Oh, sí! ¡Es la criatura más bella que he visto en mi vida! Pero justo detrás de ti está sentada una de sus hermanas, que, además de bonita, seguro que es muy simpática. Déjame pedirle a mi pareja que te la presente.
  • Con un libro en las manos perdía la noción del tiempo;
  • fijarse en lo bueno de cada uno, mejorarlo incluso y no decir nada de lo malo… es algo muy propio de ti.
  • El orgullo se identifica más con la opinión que tenemos de nosotros mismos, y la vanidad con lo que deseamos que los demás piensen de nosotros.
  • Si una mujer oculta con tanta habilidad sus sentimientos al destinatario de su cariño, puede perder la oportunidad de asegurarse su amor;
  • muy pocos tenemos suficiente corazón para enamorarnos de verdad sin que nos den alas.
  • Pensaba en cosas mucho más agradables. He estado meditando sobre el enorme placer que pueden proporcionar unos ojos hermosos en el rostro de una mujer bonita.
  • La distancia no es nada cuando existe una causa mayor;
  • —Y a todo esto hay que añadirle algo más sustancial —dijo Darcy—: el perfeccionamiento de su intelecto mediante la lectura.
  • las personas cambian tanto que siempre hay algo nuevo que descubrir en ellas.
  • —Y así terminó todo —exclamó Elizabeth, impaciente—. Supongo que el mundo está lleno de historias con el mismo final. Me gustaría saber quién descubrió la eficacia de la poesía para enterrar el amor.
  • —Siempre he considerado la poesía el alimento del amor —dijo Darcy.
    —Tal vez de un amor exquisito, sólido, saludable. Cualquier cosa sirve para alimentar lo que ya tiene fuerza. Pero, si se trata sólo de una leve inclinación, estoy convencida de que un buen soneto puede acabar con ella.
  • Cuando apreciamos a alguien, a menudo cedemos gustosamente a sus peticiones sin necesidad de que nos convenza con argumentos.
  • ¡Reconozco que no hay ningún otro placer como la lectura! ¡No hay nada que canse menos que un libro!
  • casi todos sus actos los dicta el orgullo; y el orgullo ha sido con frecuencia su mejor amigo.
  • —¿Y nunca se deja cegar por los prejuicios?
    —Espero que no.
    —Quienes jamás cambian de opinión tienen que estar muy seguros de juzgar correctamente al principio.
  • espero que no me ciegue el amor
  • no ser consciente del peligro asegura la felicidad.
  • Nuestro sufrimiento no es fruto del azar.
  • —Pero eso de que estaba «perdidamente enamorado» es una expresión tan trillada, tan dudosa, tan ambigua, que apenas si tiene valor. Se aplica tanto a sentimientos surgidos a la media hora de conocerse como a un afecto intenso y verdadero.
  • ¿No es la falta de cortesía con los demás la esencia misma del amor?
  • me esforzaré por apartar de mi cabeza cualquier pensamiento doloroso, y pensaré únicamente en aquello que pueda hacerme feliz: tu amor,
  • Hay en mí una obstinación que me impide doblegarme ante la voluntad de los demás. Mi valor aumenta cuando tratan de intimidarme.
  • —Mi lucha ha sido en vano. Carece de sentido. No reprimiré por más tiempo mis sentimientos. Permítame decirle cuán ardientemente la admiro y la amo.
  • No habría estado más ciega si me hubiese enamorado. Pero la vanidad, no el amor, ha sido la causa de mi locura.
  • Parecemos haber nacido el uno para el otro.
  • Como hasta entonces nunca se había creído enamorada, su cariño tenía toda la fuerza del primer amor, y, a causa de su edad y de su temperamento, mayor firmeza de la que los primeros amores suelen mostrar;
  • Con el ojo creador de la fantasía, veía las calles de ese animado balneario repletas de oficiales.
  • el verdadero filósofo sabe sacar partido de lo que tiene.
  • Los ojos del joven se encontraron al instante con los de Elizabeth, y las mejillas de ambos se pusieron como la grana.
  • Anhelaba saber qué estaría pensando, qué opinaría de ella y si, a pesar de todo, seguiría queriéndola.
  • Semejante cambio en un hombre tan orgulloso suscitaba en ella, además de asombro, agradecimiento, pues sólo podía atribuirse al amor, al amor más apasionado;
  • Ojalá pudiera decir o hacer algo que ofreciera consuelo a tanto dolor.
  • un hecho que el tiempo no podrá borrar.
  • El corazón de Elizabeth le susurraba que lo había hecho por ella.
  • no hay nada más doloroso que separarse de las personas queridas.
  • —Me niego a que los hombres nos separen.
  • Mi afecto y mis deseos no han cambiado, pero una palabra suya me silenciará para siempre.
  • Piensa sólo en el pasado cuando su recuerdo te sea placentero.
  • Quizá no siempre le haya querido tanto como ahora, pero, en casos así, tener buena memoria es imperdonable. Ésta será la última vez que lo recuerde.
  • ¿qué te hizo fijarte en mí?
    —Soy incapaz de precisar el momento, el lugar, la mirada o las palabras que sentaron los cimientos. Ha pasado demasiado tiempo. Estaba ya a mitad de camino cuando fui consciente de haberlo emprendido.
  • —Mi verdadero propósito era verte, y tratar de averiguar si podía albergar alguna esperanza de que me amaras.
  • Soy la criatura más feliz del mundo. Tal vez otras personas lo hayan dicho antes, pero ninguna con tanta justicia.
  • la ayudó también a mirar hacia el futuro con mayor esperanza;
  • Con los Gardiner tuvieron siempre unas relaciones inmejorables. Darcy, al igual que Elizabeth, los quería de veras; y nunca dejaron de albergar la más cálida gratitud por quienes, al llevar a su sobrina a Derbyshire, les habían unido para siempre.

14 comentarios:

  1. Hola :D
    Es el único que he leído de Austen, y me encantó.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  2. Yo también es el único libro que he leído de esta autora y me sorprendió mucho, porque al ser un clásico y tal pensaba que me iba a costar, pero la verdad es que es una historia preciosa <3

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchisimas ganas de leer algo de esta autora y espero que me guste tanto como os gusta a todos
    Yo hace poco me abrí un blog y me haría mucha ilusión que te pasares, aquí te lo dejo, un besoo

    http://prettylittle-readers.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola guapa!

    Me encanta "Orgullo y Prejuicio", sin duda es uno de mis libros favoritos. Jane Austen escribe tan bien y sus personajes son tan humanos. Y Darcy...¡me puede mucho! hahaha Me encantan todos los fragmentos que has puesto *w*

    Cyrelle.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Lo tengo en pendientes y me lo leeré prontito. Me apetece mucho, la verdad.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Tengo muchísimas ganas de leerlo, siempre he terminado aplazando su lectura pero creo que ya es hora :)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. uno de mis clasico favoritos!!! tengo que releerlo pronto porque ais, esque me encanta, besotes!

    ResponderEliminar
  8. Leyendo las citas solo hace que me entren más ganas de releer este libro x)

    ResponderEliminar
  9. Quiero leer algo de la autora y la mayoría de la gente me recomienda que empiece por este libro :P

    Besoooooooos =)

    ResponderEliminar
  10. A este libro ele tengo muchísimas ganas!!! Me han encantado todas las citas que has puesto ^^

    Bss

    ResponderEliminar
  11. este libro me encantaaa

    ResponderEliminar
  12. Este libro es de mis clásicos favorito, se que la mayoría se va con "romeo y julieta" pero a mí este sin dudo me atrapo de todas las formas posibles en las que un libro te puede atrapar cuando lo leí por primera vez, secretamente lo he leído tres veces. me encanta y se lo recomiendo a cualquiera que no haya leído.

    ResponderEliminar
  13. Lo adoro. Es el unico libro de Jane Austen que he leido. Pero me atrevo a decir que esta historia es insuperable.

    ResponderEliminar
  14. mi libro favorito sin duda ..lo ley con 9 años y tengo todos los que e podido juntar ..no dire las veces que lo e leido .ni las veces que vi la pelicula ..porque ya perdi la cuenta ..jajaja

    ResponderEliminar