15 de octubre de 2014

La luna no está

Titulo: La luna no está
Autor: Nathan Filer
Año: 2013 (2014)
Traducido por: Catalina Martínez Muñoz

Editorial: Alianza
Temática: Ficción Moderna y Contemporánea
Páginas: 312
ISBN: 978-84-206-8475-8

Sinopsis: La vida puede cambiar vertiginosamente en pocos segundos. Matthew Holmes tiene nueve años. Nunca se separa de su hermano mayor, Simon, al que todos tratan como si fuera menor por una enfermedad cuyo nombre Matt no recuerda. Durante unas vacaciones en Ocean Coves, Simon muere de forma accidental tras salir con Matt una noche de la caravana familiar para curiosear por los alrededores. Es algo que Matt nunca podrá olvidar y que le llevará a encerrarse en sí mismo. No sólo por el sentimiento de culpa, también por un secreto guardado que lo oprime, la presión familiar y la pérdida progresiva del sentido de la realidad. Diez años después, Matt encuentra fuerzas para volver a empezar. Exterioriza su historia en todo tipo de medios, desde un ordenador a una vieja máquina de escribir, cuando no es a mano. Su gran ayuda es la abuela Noos, pero sobre todo Annabelle y el recuerdo de Simon que “tenía una cara grande y redonda, siempre sonriente, que me recordaba la luna.” Un relato esperanzador que nos recuerda que las tragedias, aunque necesitamos olvidarlas para poder sobrevivir, afrontadas debidamente también nos pueden ayudar a crecer como personas. Una historia de amor y esperanza, de perdón y comprensión. Una novela emocionante y dramática, pero también divertida, sobre la aventura de un niño que encuentra el valor para luchar contra sus propios monstruos y madurar hasta convertirse en hombre.

  • Tengo que decir que no soy buena gente. A veces lo intento, pero en general no lo soy. Por eso, cuando me tocó taparme los ojos y contar hasta cien, hice trampa.
  • cuando me acuerdo de esos dos besos, casi me parece que llego a sentirlos.
  • Intenta acordarte de eso. Aférrate a eso con independencia de todo lo demás que pueda ocurrir en la vida, entre todas las cosas que prefieres olvidar.
  • Simon tenía una cara grande y redonda, siempre sonriente, que me recordaba la luna.
  • Los recuerdos se escapaban, como un sueño cuando abrimos los ojos.
  • También quiero decir que la vida tiene una forma y un tamaño, y que puede amoldarse para que quepa dentro de algo pequeño, como una casa.
  • La mayor parte de la vida es sólo el paso del tiempo y una buena parte del tiempo la pasamos dormidos.
  • Es como si todos tuviésemos una pared que separa nuestros sueños de la realidad, y mi pared tiene grietas. Los sueños pueden colarse por ellas, hasta que es difícil distinguir lo uno de lo otro.
  • eso casi lo mata, pero lo hizo de todos modos, lo hizo por mí, porque me quería.
  • «Tú y yo, chico, estamos juntos en esto».
  • Si me abrazaba a la almohada y cerraba los ojos con fuerza, lo veía rebuscando en su caja de recuerdos para encontrar el más importante: un trozo de tela amarilla.
  • Hay cosas en la vida que son exactamente como las imaginamos.
  • Me empujó en el columpio, cada vez más alto, y cuando el sol por fin asomó entre las nubes grises, fue como si brillara únicamente para nosotros.
  • Pensar en el pasado es como desenterrar una tumba.
  • Se suceden a fogonazos, día y noche, como una luz estroboscópica, las estaciones del año chocan unas con otras, las nubes explotan, las velas se derriten en una cobertura de azúcar y una corona de flores se pudre. El niño y su padre surcan el tiempo, veloces, con los pulgares unidos.
  • Nos quedamos callados y el tiempo se hizo eterno.
  • ¿No estamos todos desesperados por revelar nuestros secretos?
  • Después surgieron las dudas. O quizá estaban ahí desde el principio, pero ella no las vio hasta entonces. Como gotas de lluvia en el parabrisas. Al principio puedes atravesarlas con la mirada y centrar la vista a lo lejos, como si no estuvieran, pero cuando te fijas en ellas, ya no puedes dejar de verlas.
  • Leer es un poco como alucinar.
  • Era muy fácil imaginarnos a los dos juntos, para siempre.
  • HOLA, me llamo tus capacidades, pero puedes llamarme imposible. Soy las oportunidades perdidas. Soy las expectativas que nunca se cumplieron.
  • Dibujó una casa, una casa como la que dibujaría un niño, con el humo saliendo por la chimenea, nubes de algodón en el cielo y un sol amarillo con la cara sonriente.
  • Le lancé un beso de Adiós y Hasta Nunca. Fue cruel de mi parte, pero ella nunca sabía leer entre líneas. Hizo el gesto de fingir que cogía el beso y lo estrechaba contra su corazón.
    Éstos son los momentos que conforman los puntos de nuestro pasado. Todo lo demás es cuestión de unir los puntos con líneas hasta que aparece el dibujo.
  • es más fácil encontrar la felicidad en una buena comida cuando hay alguien más para pasarte el kétchup.
  • Voy moviendo el recuerdo por el apartamento de un lado a otro, como si fuera un mueble o un cuadro que no sé dónde colgar.
  • Los sueños tienen todo el sentido hasta que chocan con la realidad y entonces se deshilachan de pronto.
  • ¿Verdad que da miedo cuando alguien a quien quieres se muere? Sobre todo si eso pasa cuando eres pequeño. Te preocupa que con el paso del tiempo se te borre su cara. O que su voz se confunda con otras voces y al final ya no recuerdes cómo sonaba.
  • Estábamos todos tan enfrascados que nadie oyó los pasos en las escaleras.
  • Algunos recuerdos se niegan a que los encierren en el tiempo o en el espacio. Nos siguen, abren una mirilla con un chasquido metálico y nos observan con curiosidad.
  • Es lo que pasa con las etiquetas. Que se pegan.
  • Si no te abres, si no dices cómo te sientes, ¿cómo vamos a ayudarte?
  • Era un cenicero de cristal grueso, como los de los bares, y la luz de la mañana se reflejaba en el cristal formando un arcoíris sobre mi cama.
  • Este universo cruel y despectivo siguió funcionando como si nada importante hubiese pasado.
    —Por favor, háblame.
  • Me he escapado de un psiquiátrico y estoy en el borde de un acantilado, en el extremo más oriental de mi mundo. Es de noche, pero brilla la luna. Luna llena. Es Simon, que me mira.
  • Sólo te estaba ofreciendo alternativas. Porque no puedo dejarte aquí, de ninguna manera.
  • Yo lo buscaba en las nubes de lluvia, en las hojas caídas y en las miradas de soslayo.
  • El mar parecía de seda negra. O de terciopelo. Siempre confundo las dos cosas. Lo que quiero decir es que estaba muy bonito.
  • Había una luna enorme. Y millones de estrellas salpicaban el cielo.
  • —Iluminaba la habitación con su presencia —dijo.
  • En ese preciso instante, el sol se derramó por las ventanas. Habíamos dejado abierta la salida de incendios para que corriese el aire, y con el sol entró una brisa suave, agradable y fresca que nos envolvió de pronto en un remolino de millones de partículas de polvo dorado.
  • Esta historia no tiene un final. Lo cierto es que no. ¿Cómo puede tenerlo si sigo aquí, si todavía la estoy viviendo?
  • No sé cómo termina, pero sí sé lo que ocurre a continuación. Recorro el pasillo hacia el ruido de una fiesta de despedida, pero no me sumaré a la fiesta. Torceré a la izquierda, luego a la derecha y empujaré la puerta principal con las dos manos.
    Hoy no tengo nada más que decir.
    Es un comienzo.

32 comentarios:

  1. No sabía nada de este libro. Gracias por compartir estos fragmentos de él :)

    ResponderEliminar
  2. Me atrae muchísimo, lo meto en mi lista de pendientes. Muchas gracias por traerlo.
    Besos desde Andrómeda.

    ResponderEliminar
  3. Me ha llamado la atención, me lo apunto!
    Gracias por compartirlo, saludos:)

    ResponderEliminar
  4. Este libro me llama mucho

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  5. aww qué chulas! tengo que leerlo <3

    ResponderEliminar
  6. Me llama muchísimo¡¡ gracias¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. Voy a ser un poco la nota discordante: no me llama la atencion.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. La portada por si misma me llama, pero el hecho de que nos hayas compartido un poco de su contenido lo hace mucho más interesante. Voy a darle la oportunidad. Por cierto acabo de encontrar tu blog y ahora te sigo.

    Saludos, nos leemos!

    ResponderEliminar
  9. Todavía lo tengo pendiente, y le tengo ganas ya! :-)

    ResponderEliminar
  10. No le ha llegado aún el tuno pero ya lo tengo esperando. Tanto ver buenas opiniones opté por leerlo yo misma
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Mmm... creo que cuando lo vea por ahí lo compraré xD

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Hola!!
    La verdad es que jamás había oído hablar de este libro, pero por lo que se ve es bastante bueno y vale la pena. Lo anotaré y veré si puedo conseguirlo. Saludos linda =D

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola!
    No sé, este no me llama nada la verdad:/
    Gracias por la reseña.
    Un beso<3

    ResponderEliminar
  14. Tengo ganas de leer este libro pero creo que aún se encuentra bastante abajo en mi lista de lecturas pendientes. Me preguntabas en mi blog se había leído los libros de el primer día y la primera noche de Marc Levy, y la respuesta es: aún no jeje pero justo hace unos días me los compró mi novio en una escapadita que hicímos a Madrid así que seguro que serán una de mis próximas lecturas y espero que me gusten tanto como el resto de libros que leí de este autor.

    ResponderEliminar
  15. Tengo muchas ganas de leer algo de este autor, aunque no sé si este libro u el otro que tiene publicado. Las frases son muy geniales, como siempre♥

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: La nueva cabecera es muy cuqui, no me había fijado *__*

      Eliminar
  16. Llevo queriendo leer este libro desde que lo vi por primera vez, a ver si me hago con él.

    pd. No conocía tu blog, ya te sigo ;) ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  17. Tiene muy buena pinta!
    Gracias por al entrada!

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola! LLevo tiempo queriendo leer este libro y aún no he tenido oportunidad. Espero hacerlo pronto!

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  19. Me encantó el libro. Bueno, ya lo sabes porque has leído mi reseña. Buenas citas, las que destacas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola! No había oído hablar de él, la verdad...Pero tiene buena pinta. A lo mejor lo leo.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  21. hola!! no tenia ni idea de la existencia de este libro pero como siempre con las frases, ya me ha llegado la curiosidad! besotes!

    ResponderEliminar
  22. No conocía la existencia de este libro como la gran mayori, y tengo que decir que junto a la portada tan llamativa y las frases que has puesto me ha picado la curiosidad!! Ya lo has leído?¿? un besazo

    ResponderEliminar
  23. No conocía el libro, gracias por compartir las frases =)

    Besooooos ^^

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola! ^^
    Pues no conocía el libro, así que gracias por las frases y por la recomendación.
    Ya te sigo y me voy pasando.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  25. No conocía este libro, gracias por compartir un poco sobre el ^^ sin duda lo añadiré a mi lista.

    Por cierto, te sigo!

    www.lamadrigueradecat.blogspot.com

    ResponderEliminar
  26. No lo he leído pero las frases son preciosas.
    un beso.

    ResponderEliminar
  27. Este blog es único y original para siempre. Me encanta tu forma de "reseñar" los libros. Son una monada todas las recopilaciones, de verdad.
    Leer pequeños fragmentos de un libro es la mejor manera de incitar a leer un libro ;)

    P.D: Te he nominado a los Loveli Blog Award en mi blog.

    Besitoos y nos leemos en la próxima ☺

    ResponderEliminar
  28. Hola!!
    Sin duda me lo apunto porque se ve precioso.
    Besos. Nos leemos.

    ResponderEliminar
  29. Tuve que leer lentamente cada una de las frases, este libro fue una de las mejores experiencias en lo que llevo del año.


    Gracias por recordarme lo grandioso que es. :)

    ResponderEliminar
  30. Tengo que leerlo, es un libro que pinta genial

    besos

    ResponderEliminar