5 de enero de 2015

El gato que venía del cielo

Titulo: El gato que venía del cielo
Autor: Takashi Hiraide
Año: 2001 (2014)
Traducido por: Yoko Ogihara y Fernando Cordobés

Editorial: Alfaguara
Temática: Ficción Moderna y Contemporánea
Páginas: 160
ISBN: 978-84-204-1790-5

Sinopsis: Una casa y un jardín tocados con la gracia de una belleza de otro tiempo. Una pareja que se refugia en su nueva vida lejos de la agitación de Tokio. Un gato enigmático que entra de improviso en su cocina y decide adoptarles como dueños, convirtiéndose en el centro de una intriga sutil.

  • A primera vista eran fragmentos de nubes flotantes. Indecisas, oscilaban despacio a izquierda y derecha a merced del viento.
  • Hasta allí prodigaban su exuberancia, y la infinita hojarasca de finales de otoño tenía el efecto de arrancar suspiros a la anciana propietaria.
  • Poco a poco, Chibi empezó a formar parte de nuestra rutina diaria, de igual manera que una pequeña corriente de agua brota de un manantial, empapa el suelo y perfila una inclinación imperceptible en el terreno.
  • Me embargó la profunda calma de aquel lugar, experimenté una misteriosa paz, como si una mano familiar me acariciase el pecho a la altura del corazón.
  • deslizarse hacia un interior a través del intersticio de una puerta, ¿no es acaso un gesto espontáneo, un gesto de la misma naturaleza que el que hace brotar un arroyo?
  • Tenía la impresión de que las palabras ni siquiera se tomaban la molestia de formarse.
  • La luna llena fluía como un río caudaloso teñido de blanco, colmando con toda su enormidad los cuatro metros cuadrados de cristal atravesado en damero por finísimos hilos de metal.
  • Me doy cuenta ahora, pero aquel fue un tiempo en el que jugamos inconscientes en la cresta de una ola entre la salud y lo irreparable.
  • Para mí Chibi es un amigo que me comprende, un amigo con apariencia de gato».
  • «Tan blanco, tan pequeño, como un pájaro con los ojos bien abiertos que a pesar de todo se golpea contra un faro».
  • entraba hasta lo más profundo de la casa, hasta el fondo mismo de nuestros corazones,
  • La escena de mi mujer apartando la cortina para espiar al gato era digna de contemplar.
  • Estaba convencida de que era un regalo del cielo.
  • Todos los muebles habían desaparecido, era un lugar vacío donde solo habitaban sombras.
  • Era como si quisiéramos conectarnos con él a través de un mecanismo psicológico en otra dimensión, para paliar así la pérdida definitiva de su presencia, la ausencia irremediable de un ser precioso e irreemplazable.
  • El olmo tenía una historia. Bajo el pino joven que crecía a su abrigo yacía un ser pequeño como una perla. Si mi mujer era capaz de pensar en eso al contemplarlo desde la ventana, quizás podría abandonarse a un olvido que llegaría lentamente.
  • ¿Cómo era posible que el afecto compartido por un mismo ser amado pudiera transformarse en resentimiento?
  • Los gatos que salen de las casas no dudan un instante en cruzar fronteras que solo existen para los humanos.
  • La ausencia del gato transformó el jardín en un paisaje sin alma. Me sorprendió constatar cómo la mirada es capaz de engalanar con colores un lugar o, por el contrario, despojarlo de ellos.
  • ¿cómo manejar siquiera la pequeña corriente que suponía esa mudanza cuando no éramos más que simples juguetes del destino?
  • Mi corazón saltó de alegría. Sí. Definitivamente era él. Todo sucedió en un momento fugaz que duró eternamente.
  • Eran pequeños descubrimientos llenos de ternura.
  • Miré al cielo. El olmo de la casa vecina balanceaba suavemente sus ramas despojadas de todas sus hojas contra el límpido azul invernal.
  • El recuerdo de quien venía a visitarnos hacía tan poco tiempo se apoderó de mí.
  • Me gustaría saberlo todo de aquellas horas, tan escuetas como gotas de agua, pero es como si las tinieblas del tiempo las hubieran absorbido.
    «Él nunca se aventuraba por su cuenta hasta la casa de los susuki.»
    En mi cuaderno había anotado aquellas palabras de la vecina.


Un libro estupendo al que hay dejar la puerta abierta y que se cuele en nuestra estantería.
  • Lo mejor: Está lleno de ternura; el amor por los animales.
  • Lo peor: Nada en especial.
  • ¿Os han gustado las frases? ¿Lo conocíais?

    25 comentarios:

    1. Me ha picado la curiosidad. Le daré una oportunidad. Besos.

      ResponderEliminar
    2. ¡Hola!
      Me gustó mucho este libro, así que me ha sorprendido/agradado verlo en una entrada. Buena selección de frases ^^

      ¡Un beso!

      ResponderEliminar
    3. Parece interesante, lo apunto en mi list de pendientes ;)
      Un beso

      ResponderEliminar
    4. Qué frases más bonitas. No pinta mal, pero no me convence del todo.
      Te sigo.
      Un beso <3

      ResponderEliminar
    5. ohhh tiene una pinta genial *-*

      ResponderEliminar
    6. me llama mucho la atencion :D

      ResponderEliminar
    7. Me llama un montón... ya te contaré¡¡¡ besos¡¡¡

      ResponderEliminar
    8. Holaa^^
      Este libro no me llama mucho:/
      Un beso<3

      ResponderEliminar
    9. Lo he tenido en la mano hace poco, en mi librería habitual han puesto una zona sobre gatos y no sabía a qué atenerme.
      Me vienes de perlas
      Besos

      ResponderEliminar
    10. este no lo conocía ^^ Gracias <3

      ResponderEliminar
    11. que cosa mas chula! no lo conocia, besotes!

      ResponderEliminar
    12. ¡Hola, guapa!

      Por fin me paso por aquí. Me suena bastante este libro, pero nunca me he animado con él. Tiene unas frases geniales, así que al final seguro que me animo.

      ¡Un besote!❤

      ResponderEliminar
    13. HOLAAA!
      espero leer una entrada tuya nueva.. :D
      Saludoss <3

      ResponderEliminar
    14. Este libro no lo había visto antes, y me ha llamado muchísimo la atención. Leí las primeras frases y me encantaron, no leo más porque no quiero spoilers jaja. ¡Un beso! Ya te sigo :)

      ResponderEliminar
    15. Hola!
      No sabía de la existencia del libro, pero no me llama a pesar de las buenas frases.
      Un besito, nos leemos^^

      ResponderEliminar
    16. Hola! acabo de encontrar tu blog por casualidad y lo encuentro genial, así que desde hoy empiezo a seguirte! Hace poco yo empecé uno y espero que día tras día vaya mejorando y progresando. Te invito a que pases por el si te interesa :) apasionadadelalectura.blogspot.com.es
      Muchas gracias! nos vamos leyendo

      ResponderEliminar
    17. Tiene una pinta genial ese libro! Seguro que lo disfrutaría.
      Me encanta la temática de tu blog, tiene que darte mucho trabajo.

      Un beso :*

      ResponderEliminar
    18. ¡Hola! No conocía este libro, pero la verdad ahora me llama muchísimo la atención. Seguramente si tengo oportunidad, lo leeré. ¡Un beso!♥
      PD: Tienes una nueva seguidora, tu blog es precioso.

      ResponderEliminar
    19. Es una lectura relajada, lenta, con imágenes tiernas... si te gustan como mascotas los gatos, este es tu libro... besitss

      ResponderEliminar

    20. Un libro precioso, moroso en los detalles...Lírico y melancólico! Lo adoré

      ResponderEliminar
    21. Me llamó la atención por cómo construye una historia a partir de algo tan sencillo como la visita de un gatito.
      Lo leí y dejé estas líneas como comentario ((http://delouredo.blogspot.com.es/2015/12/el-gato-que-venia-del-cielo.html)) Me alegra ver otras maneras de acercarse a la obra.
      Un saludo.

      ResponderEliminar
    22. Es hermoso.
      Para quienes amamos los gatos y además perdimos uno se fue con él una parte de nuestro corazón

      ResponderEliminar