26 de marzo de 2015

Yo, Robot

Titulo: Yo, Robot
Autor: Isaac Asimov
Año: 1950 (2010)
Traducido por: Manuel Bosch Barret

Editorial: Edhasa
Temática: Ciencia Ficción
Páginas: 384
ISBN: 978-84-350-4504-9

Sinopsis: Una investigación llevada a cabo por un periodista acerca de la trayectoria de la robopsicóloga Susan Calvin da pie a los nueve relatos que componen esta novela. Publicada cuando la electrónica digital estaba en su infancia, "Yo, robot" resultó ciertamente visionaria. Aquí formuló Isaac Asimov por primera vez las tres leyes fundamentales de la robótica, que rigen el comportamiento en los diferentes conflictos que se presentan entre humanos y robots, que se convertirían en una de las piedras angulares de la ciencia ficción. La modernidad y éxito de este libro se explica por la audacia en la composición y por la aplastante lógica en sus reflexiones, que se adentran en el campo de la ética y de la psicología. "Yo, robot" es uno de los pocos títulos de ciencia ficción que han superado con amplitud el círculo de lectores especialmente aficionados, entre los que a menudo se considera una obra cumbre. Su influencia y la de las tres leyes de la robótica en ella enunciadas es muy notable y ha servido de inspiración para incontables novelas, cómics y películas.

  • –Noventa y ocho... noventa y nueve... ¡cien! –Gloria retiró su pequeño y regordete antebrazo de delante de los ojos y permaneció un momento parpadeando al sol.

9 de marzo de 2015

El atlas de las nubes

Titulo: El atlas de las nubes
Autor: David Mitchell
Año: 2004 (2013)
Traducido por: Víctor Úbeda Fernández

Editorial: Duomo
Temática: Ficción Moderna y Contemporánea
Páginas: 608
ISBN: 978-84-15355-80-9

Sinopsis: ¿Puede el amor, el poder del bien incluso en la adversidad, perdurar más allá de la vida que conocemos y prolongarse a través de siglos y lugares? Seis vidas se entrecruzan aquí de forma inesperada a fin de dibujar un mundo, profético y extraño a la vez, en el que la historia se puede reescribir. Los seis protagonistas de la novela, ajenos a la trascendencia de sus acciones, tienen un papel mucho más relevante en la posteridad de lo que pueden imaginar, en escenarios tan disímiles como un viaje por la Polinesia a bordo de un galeón en el siglo xix, la California de los años sesenta, o una isla en un futuro postapocalíptico. Todos ellos comparten un destino común, el afán de poder que se sucede una civilización tras otra, y la búsqueda del amor como salvación. David Mitchell construye una aventura épica en la que no sólo todo está conectado, sino en la que también los gestos individuales pueden llegar a ser el germen de grandes revoluciones.

  • Más allá de la aldea india, en una playa desierta, me he topado con una serie de pisadas recientes.
  • La paz es como el cristal: si se golpea repetidamente, termina mostrando su fragilidad.
  • «Abrazad al enemigo –clamaban los ancianos– para evitar que os golpee.»
  • Recurro a mi diario como un católico a su confesor.
  • la mente siente horror del vacío y acostumbra a poblarlo con fantasmas,

2 de marzo de 2015

Hacia el infinito

Titulo: Hacia el infinito
Autor: Jane Hawking
Año: 2007 (2015)
Traducido por: José Luis Delgado Pérez

Editorial: Lumen
Temática: Biografía e Historias Reales
Páginas: 560
ISBN: 978-84-264-2293-4

Sinopsis: Stephen Hawking es uno de los científicos más prestigiosos de la actualidad, un hombre que ha dedicado su vida a la investigación de las leyes fundamentales que rigen el universo. Su genio lo define, pero también es conocido por sobrevivir a una disfunción neuronal muy grave, que le fue diagnosticada cuando solo tenía veintiún años. ¿Quién es Jane Hawking? Década de los 60, universidad de Cambridge... Jane es la joven de quien Stephen Hawking se enamoró durante sus estudios de doctorado, y la mujer que decidió casarse con él a pesar de su trágica enfermedad. En Hacia el infinito, un libro tierno y a menudo divertido, Jane Hawking, que estuvo casada con el científico durante más de veinte años, describe con afecto al hombre y al genio, exponiendo con franqueza los dilemas dolorosos de su matrimonio y la época más turbulenta de una historia de amor que ahora ya forma parte de su pasado. El resultado es un retrato inteligente y optimista de una relación peculiar, obra de una mujer valiente que aprendió a amar en tiempos difíciles y ahora recuerda sin rencor los años más importantes de su vida.

  • La historia de mi vida con Stephen Hawking comenzó el verano de 1962, aunque quizá empezara unos diez antes sin que yo fuera consciente de ello.
  • Es raro pero muy inteligente.
  • era una persona que tendía a avanzar a trompicones por la vida y conseguía verle el lado gracioso a todo.
  • La mortalidad era un concepto que no formaba parte de nuestra existencia. Aún éramos lo bastante jóvenes para ser inmortales.
  • ¿Me gustaría ir al teatro con él alguna vez? Por supuesto, dije que sí.