1 de septiembre de 2017

Las olas

Titulo: Las olas
Autor: Virginia Woolf
Año: 1931 (2010)
Traducido por: Andrés Bosch y María Méndez

Editorial: Lumen
Temática: Ficción Moderna y Contemporánea
Páginas: 304
ISBN: 978-84-264-1830-2

Sinopsis: Desde que se publicara en 1931, Las olas ha sido considerada una de las obras capitales de la narrativa del siglo XX, tanto por la originalidad e hipnótica belleza de su prosa como por la perfección de su revolucionaria técnica, y, con el paso de los años, su influencia en la literatura contemporánea ha ido acrecentándose. La novela desarrolla, al compás del batir de las olas en la playa, seis monólogos interiores que, como un tapiz a cada instante tejido y destejido, formulan el relato caleidoscópico de la vida de seis personajes desde su infancia hasta la vejez.

  • Aún no había salido el sol. El mar no se distinguía del cielo, salvo por unos ligeros pliegues, como un paño arrugado.
  • Ella me ha encontrado. Siento el golpe en la nuca. Me ha besado. Todo se ha hecho añicos.
  • Ahora envolveré mi angustia en el pañuelo que siempre llevo en el bolsillo. Y la angustia quedará firmemente apretada en una pelota.
  • Las olas nos cubren, las hojas de las hayas se reúnen por encima de nuestras cabezas.
  • Si, en mi novela, describo el sol en el alféizar, buscaré en la eme y encontraré polvo de mariposas.
  • El árbol «da sombra a la ventana con dedos verdes».
  • «El lago de mi mente, libre de remos, se balancea plácidamente y no tarda en sumirse en una oleosa somnolencia.»
  • He de mover los pies con gran cautela, para no rebasar los límites del mundo y caer en la nada. He de golpear con la mano una dura puerta, para llamarme a mí misma y volver a entrar en el cuerpo.
  • Lo citaré, bajo un reloj, junto a una cruz; allí lo esperaré, y no vendrá. Por eso lo amo. Con olvido, casi ignorándolo por entero, se alejará de mi vida.
  • Una noche vi una estrella corriendo entre las nubes, y le dije: «Destrúyeme».
  • Percibí ese dolor y lo he invitado a cenar con mucho entusiasmo.
  • El sol calienta. Veo el río. Veo árboles manchados y quemados a la luz del otoño. Las barcas pasan flotando, a través del rojo, a través del verde. A lo lejos dobla una campana, pero no dobla por un muerto. Hay campanas que tocan por la vida. Cae una hoja, y cae de alegría. Amo la vida, estoy enamorado de la vida.
  • Qué función tan útil realizan los amigos cuando nos recuerdan.
  • Utilizamos a los amigos para medir nuestra estatura.
  • ¿Dónde está la fisura a través de la cual vislumbramos el desastre?
  • Reuniendo las palabras, una frase cruza el vacío espacio que media entre nosotros, igual que un pájaro que aletea. Se posa en sus labios.
  • en esta calle lateral hay una muchacha de pie, esperando; ¿a quién? Una historia romántica.
  • Y he oído, en mi instante de apaciguamiento, en mi instante de destructora satisfacción, el suspiro del flujo y reflujo de la marea más allá de este círculo de luz brillante, de este batir con insensata furia. He tenido un instante de inmensa paz. Quizá sea esto la felicidad.
  • Las palabras son como globos que navegan sobre las copas de los árboles.
  • Soy como la espuma que se desliza sobre la playa, o como los rayos de la luna que caen como flechas en una lata,
  • Mis hijos me harán seguir adelante; su dentición, su llanto, su ir a la escuela y regresar, serán como las olas del mar sobre el cual flotaré.
  • Amo con tal ferocidad que me siento morir cuando el objeto de mi amor revela con una frase que puede escapárseme. Se escapa, y yo me quedo tratando de aferrarme a un hilo que aparece y desaparece entre las hojas de las copas de los árboles. No comprendo las frases.
  • Ahora puedo mirar fijamente la caída del agua que hace espuma y que mueve el molino, ahí, abajo. ¿Qué nombre le daremos?
  • Estoy medio enamorado de la máquina de escribir y del teléfono.
  • la belleza ha de romperse todos los días, a fin de que siga siendo bella,
  • Sí, el tiempo pasa. Envejecemos. Pero todo se reduce a estar contigo, solo contigo, aquí, en Londres, en esta habitación iluminada por la lumbre, tú ahí y yo aquí.
  • “La vida se encuentra a mi alrededor, como el vidrio alrededor del junco aprisionado”.
  • Yo elegí. Cogí la vida, no por el exterior, sino por la parte interna, por la fibra cruda, blanca y sin protección.
  • el amor forma nudos; el amor los deshace brutalmente. Yo he sido anudado; y he sido deshecho.
  • Con vosotros cruzaría los fuegos de la muerte. Pero soy más feliz en soledad.
  • Entonces me di cuenta por primera vez de la presencia de esos enemigos que cambian pero que siempre están ahí, de las fuerzas contra las que luchamos. Dejarse llevar pasivamente es inimaginable.
  • La vida seguramente es un sueño.
  • la vida había sido imperfecta, una frase inacabada.
  • El cielo está oscuro como un barnizado hueso de ballena.
  • Sí, es la eterna renovación, el incesante levantarse y caer, caer y levantarse otra vez.
  • ¡Contra ti me lanzaré, inconquistable, invicto, oh Muerte!
    Las olas rompían en la playa.


Una novela referente en la literatura, pero que a mi me a recordado a un oleaje monótono y exasperante.
3/5
  • Lo mejor: Algunas reflexiones.
  • Lo peor: Compleja; densa; demasiada prosa.
  • ¿Os han gustado las frases?

    22 comentarios:

    1. Parece que tiene buena prosa y unad frases bonitas pero como dices, se intuye que es algo densa.
      Besos!

      ResponderEliminar
    2. A mí de Virgina me apetece conocer sus obras pero tengo miedo precisamente de que sea muy densa. Además me llama más la atención su propia vida que sus obras. De hecho, tengo fichada en la biblio su biografía y no descarto leerla pronto.

      Eso sí, algunas frases son preciosas.

      Besitos

      ResponderEliminar
    3. La leí hace tiempo y me encantó. Me gustó:
      "Con vosotros cruzaría los fuegos de la muerte. Pero soy más feliz en soledad"

      ResponderEliminar
    4. Este libro no me llama la atencion, lo dejo pasar.

      Saludos

      ResponderEliminar
    5. Con esta autora no me llevo del todo bien, pero es probable que le dé una oportunidad. Un beso.

      ResponderEliminar
    6. Virginia Woolf no es para todos. Sólo para amantes de literatura morosa, muy lenta, que no temen detenerse en las palabras y su belleza. Los que quieran velocidad y explosiones deben buscar otros autores. Por cierto, se hizo una película excelente, muy fiel al estilo y ritmo de la autora. Aburrirá a muchísimos.

      ResponderEliminar
    7. ¡Hola! No es una autora que me llame mucho. Al menos de momento.

      Besos!

      ResponderEliminar
    8. ¡Hola! Conocía la autora y me llama bastante, pero si dices que es densa igual mejor empiezo por otro.
      Un besito.

      ResponderEliminar
    9. Hola! No es una historia que me apetezca ahora mismo, así que lo voy a dejar pasar.
      Besos!

      ResponderEliminar
    10. ¡Hola!
      He visto a Virginia antes y me da curiosidad leerla, las frases estan preciosas.

      ¡Nos leemos! :3

      ResponderEliminar
    11. Holaaa
      Ay, Virginia Woolf tiene obras muy interesantes pero no me gusta su estilo :/ Se me hace eterno jaja
      Un besito

      ResponderEliminar
    12. Uff si dices que es una narración pesada, mejor lo dejo de ya porque paciencia para estos libros no tengo ninguna. Un beso

      ResponderEliminar
    13. Holaaa, qué mal plan que haya sido tan monótono y sí, se nota denso en algunas partes, pero bueno, hay bonitas frases :D
      ¡Beesos! :3

      ResponderEliminar
    14. Hola!!!!
      No lo he leído pero esta en mi lista de pendientes. La verdad que ya sospechaba que fuera algo densa , pero tene frases muy buenas y reflexivas!! Un besazo

      ResponderEliminar
    15. Hola
      Uuff eso de que sea tan densa me cansa mucho. Para eso tengo el temario de las oposiciones, jijiji.
      La portada me gusta.
      Besos

      ResponderEliminar
    16. Este lo voy a dejar pasar, ahora mismo no me apetece una lectura de este tipo.

      Un beso ^^

      ResponderEliminar
    17. Me he estrenado hace poquito con Virginia. He comenzado con alguno de sus relatos. Al ser más cortos, me voy quitando el respeto que me impone la autora. Tal vez me anime luego a leer alguno de su textos más largos como, por ejemplo, esta novela.
      Besos

      ResponderEliminar
    18. Hola.

      A mi me gusta muchas veces que haya algo de prosa, pero si esta se vuelve densa y pesada no tanto, pese a las citas tan fantásticas no sé si le daría una oportunidad.

      Muchos besos.

      ResponderEliminar
    19. Diré algo imperdonable pero no puedo con esta mujer, da taaantas vueltas que se me hace pesada
      Besos

      ResponderEliminar
    20. No parece lo mío, pero gracias por la entrada :D

      Un besito ^^

      ResponderEliminar
    21. Holaaaaaaaaaaaaa!
      Cuanto tiempo sin pasarme por aquí jajajaja
      No lo conocía, pero tampoco me llama. No es mi estilo.
      Gracias por las citas.
      Un besito, nos leemos^^

      ResponderEliminar
    22. ¡Hola! A mí me encanta Virginia, pero este libro aún no lo he leído lo tengo muy pendiente, pero quiero leer otros de ella antes de este. Besos

      ResponderEliminar